Dormir como mínimo 6 /8 horas nos ayuda a restablecer nuestro cuerpo y mente. Unos pequeños consejos:

  1. Móviles y aparatos electrónicos a 2 metros mínimo de distancia  

  2. Airear nuestro colchón almohada y habitación  por las mañanas durante 1 hora

  3. Ducharnos antes de acostarnos nos ayudará a regular la temperatura de nuestro organismo

  4. Una luz indirecta y de bajo voltaje para disfrutar de la lectura

  5. Utilizar algún difusor o vela de aroma de lavanda

  6. No organices tu vida 1 hora antes de acostarte , relájate

Con estos métodos conseguimos que nuestro cerebro y corazón se relajen de una forma conjunta.

Evitar comidas copiosas y bebidas estimulantes  2 horas antes de irse a dormir colas, té y café.

Beber agua si abusamos del alcohol en estos días nos ayudará a re-hidratarnos y nos aportará los minerales necesarios para seguir manteniendo el cuerpo en perfecto estado, sin olvidar que el agua nos ayuda a eliminar a través de la orina o transpiración,  todos aquellos residuos que se acumulan en nuestras células.

 

No olvidemos que la cama no es un centro de trabajo ni una sala de juegos, evitemos ordenadores y móviles, leer nos ayudará a mantener nuestro cerebro tranquilo y relajado.


Una almohada confortable nos ayuda a alinear nuestro cuerpo y a descansar junto al colchón de firmeza  medio/alto.